Marruecos invertirá 5.000 millones más en su ejército de última generación

Marruecos ha aprobado un nuevo plan de inversión en defensa con objeto de adquirir armamento estadounidense de última generación por una cuantía de que superará los 5.000 millones de dolares. Esta última asignación de fondos forma parte de la nueva política que Rabat ha adoptado con el fin de rearmar y modernizar sus Fuerzas Armadas.

A lo largo de 2019 hemos conocido una serie de informaciones que avalan el nuevo horizonte marroquí en materia de defensa. En nuestro país, estas noticias han puesto en alerta a los expertos; lo cual no resulta sorprendente teniendo en cuenta las implicaciones geoestratégicas y geopolíticas que existen entre ambas naciones.

Helicóptero AH-64E Apache sobrevolando Kunduz (Afganistán)/US Army

Con esta nueva inversión, Marruecos pretende adquirir 36 helicópteros de ataque AH-64E Apache (equipamiento y misiles incluidos) por valor de 4.200 millones de dólares, que además incluirán: 79 motores T700-GE-701D (72 instalados, 6 repuestos); 36 sensores AN/ASQ-170 Modernized Target Adquisition and Designation Sight / AN / AAR-11 Modernized Pilot Night Vision Sensors (M-TADS / PNVS); 18 radares de control de fuego AN / APG-78 (FCR) con unidades electrónicas de radar (REU); 18 AN / APR-48B Modernizado – Interferómetros de frecuencia de radar (MRFI); 551 misiles Hellfire AGM-114R (441 nuevos, 110 opcionales); 60 misiles Hellfire AGM-114L; 72 Misiles de Entrenamiento Aéreo Cautivo M36E9 Hellfire (CATM); 588 kits del Sistema de Arma de Precisión Avanzada (APKWS) (478 instalados, 110 opcionales); 78 sistemas de posicionamiento global integrados con navegación inercial (EGI) (72 instalados, 6 repuestos); 39 Sistemas de Advertencia de Misiles Comunes (CMWS) AAR-57 (36 instalados, 3 repuestos); y 200 misiles AIM-92H Stinger. Adicionalmente el importe total cubrirá la adquisición de 6.000 bombas guiadas por láser destinados a la flota de cazas marroquíes; y un paquete de misiles contracarro tipo TOW.

Recientemente también hemos sido conocedores de que el astillero público español Navantia está negociando la construcción de dos patrulleros (OPV-Offshore Patrol Vessel) clase AVANTE  que pasarían a engrosar la flota de la Marina Real de Marruecos. Esta oferta llevaría aparejada, además de la construcción de ambos buques, su sostenimiento por un coste de  aproximado de 260 millones de euros.

Patrullero clase Avante/Navantia

Diversas fuentes apuntan a que podría tratarse de buques especialmente diseñados para realizar labores de vigilancia costera, entre otras funciones. Esta oportunidad comercial  sale a la luz en plena polémica por la ampliación unilateral de sus aguas territoriales, que Marruecos ha llevado a cabo ignorando la Convención del Mar de la ONU; la cual establece que dicha delimitación, en el caso de países colindantes, se llevará a cabo de “mutuo acuerdo”.

Marruecos, cuya inversión en Defensa supera el 3,2 por ciento de su PIB, cierra 2019 con múltiples adquisiciones, entre las que figuran: en septiembre anunciaba la adquisición de 1.000 millones de dolares en armamento estadounidense; recientemente misiles aire-aire de largo alcance AIM-120 AMRAAM; helicópteros anticarro APACHE; aviones de transporte HÉRCULES; y cazas F-16 tipo AESA.


0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.